Cómo crear metas exitosamente


¿Hay metas no realistas?

No hay metas poco realistas, planificaciones poco realistas.


El acto mismo de escribir tus metas pone a todo el universo a trabajar a tu favor y activa todas las leyes mentales para ayudarte.


El acto mismo de escribir metas grandes y desafiantes hace que pasen tres cosas. Primera, el concepto que tenés de vos mismo mejora y tu confianza aumenta de inmediato.


El acto de establecer metas requiere de confianza y construye confianza de manera simultánea. Tener el valor de escribir lo que en verdad quieres mejora tu imagen propia y aumenta tu autoestima. La acción en sí misma genera un sentimiento de mayor poder personal y habilidad.


Segunda, accedes a tus poderes mentales y emocionales. Establecer metas te provoca una explosión de energía física y mental. Tus ritmos cardiaco y respiratorio aumentan. El hecho mismo de establecer metas es de por sí emocionante. Suena un poco cursi, pero alguien dijo alguna vez: “¿Te sientes apático? ¡Haz una lista!”. Es verdad. Es como pisar el acelerador de tu propio potencial físico y mental. Y si lo hacés cada día, los resultados llegarán a ser maravillosos.


Tercera, escribirlo en papel. El haber consignado tu meta en un papel aumenta de manera dramática las probabilidades de que la alcances. Tu mente está estructurada de tal manera que no puedes escribir con claridad una meta en el papel (¡no en una pantalla!) sin tener, simultáneamente, la capacidad de cumplirla de alguna forma.


La pregunta más importante es: “¿Qué tanto la quieres?”.


Tres preguntar importantes que tenes que hacerte antes de que finalice el año:

1. ¿Qué es realmente importante para vos?”

2. ¿Qué te gustaría lograr?

3. ¿Qué te gustaría dejar atrás?


#metasclaras

#metas

#enfocatumente

66 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

© 2021 Marcela Vazquez