Aprendiendo Ho’oponopono

March 9, 2018

 

¿Qué es? Ho’oponopono – Es una técnica hawaiana milenaria, dada a conocer en estos tiempos por el Dr. Len y difundida por Joe Vitale y Mabel Katz, que se utiliza para borrar memorias pasadas con el fin de restaurar el orden natural de las cosas.
 

El Ho’oponopono es un arte hawaiano muy antiguo de resolución de problemas.


¿Qué significa?
Ho'oponopono significa “enmendar”, “corregir un error”.

Según esta filosofía, todo lo que aparece en nuestra vida es un pensamiento, una memoria, un programa funcionando (un error) y se presenta para darnos una oportunidad de soltar, de limpiar, de borrar.

 

En el desarrollo del proceso Ho’oponopono, Morrnah fue orientada a incluir las tres partes del yo, que son la llave para la Auto-Identidad. Esas tres partes, presentes en cada molécula de la realidad, son llamadas Unihipili (niño / subconsciente), Uhane (madre / consciente) y Aumakua (padre / supraconsciente). Cuando esta “familia interna” se encuentra alineada, y la persona está en sintonía con la Divinidad, llega el equilibrio y la vida comienza a fluir. Así, Ho’oponopono auxilia en la restauración del equilibrio, primero en el individuo y después en toda la creación.

 

El aspecto principal es que estamos aprendiendo a relacionarnos con nuestra Mente Subconsciente, conocida en la tradición hawaiana como el Unihipilli. Él es responsable de las memorias, él las recibe y almacena, repitiéndolas conforme su programación. Es a él al que debemos aprender a amar, pidiendo perdón por la falta de consideración y comunicación.

 

Entenderán por qué el intelecto no dispone de los recursos para resolver problemas, él solo puede manejarlos. Y manejarlos no soluciona los problemas.

Al hacer el Ho’oponopono se pide a Dios, a la Divinidad, al Universo que limpie, y purifique el origen de estos problemas, que son los recuerdos, las memorias. Así se neutraliza la energía que  asociamos a determinada persona, lugar o cosa.

 

En el proceso esta energía es liberada y transmutada en pura luz por la Divinidad. Y dentro de del espacio vaciado es ocupado por la luz de la Divinidad. Por lo que, en el Ho’oponopono no existe la culpa, no es necesario revivir ningún sufrimiento, no importa saber el porqué del problema, de quién es la culpa, ni su origen.

 

Morrnah Nalamaku Simeona (19 de mayo de 1913 - 11 de febrero de 1992) fue la creadora de la Auto Identidad a través del Ho’oponopono. Ella fundó Pacifica Seminars en los años setenta. Fue reconocida como una Kahuna lapa´au (sanadora) en Hawái y distinguida como un Tesoro Viviente por el Estado de Hawái en 1983.  

“El principal propósito de este proceso es descubrir la Divinidad dentro de uno mismo. El Ho’oponopono es un profundo regalo que nos permite desarrollar una mutua relación con la Divinidad dentro de nosotros y aprender a pedir que en cada momento, nuestros errores en pensamiento, palabra, acto y acción sean limpiados. El objetivo de este proceso es esencialmente lograr la libertad, la completa libertad del pasado”, ha dicho Morrnah.

 

La práctica

Aunque es muy efectivo es realmente sencillo de usar y de incorporar en nuestra rutina diaria. En el momento que notas dentro de tí algo incómodo en relación a una persona, lugar, acontecimiento o cosa, inicia el proceso de limpieza, pide a Dios: “Divinidad limpia en mí lo que está contribuyendo para este problema.”

 

Entonces usa las frases de esta secuencia: “Lo siento. Perdóname. Gracias. Te amo.”, varias veces, puedes destacar solo alguna de ellas que te llegue mas en ese momento y repetirla. Deja a tu intuición guiarte.

 

Cuando dices “Lo siento” reconoces que algo (no importa saber el qué) penetró en tu sistema cuerpo/mente. Quieres el perdón interior por lo que le trajo aquello.

 

Al decir “Perdóname” no estás pidiendo a Dios que te perdone, estás pidiendo a Dios que te ayude a perdonarte.

Gracias” es tu expresión de gratitud, tu fe en que todo será resuelto para el bien mayor de todos los involucrados.

Te amo” transmuta la energía bloqueada (que es el problema) en energía fluyendo, te vuelve a unir al Divino.

 

Antes de salir de casa, pide a Dios que: “Limpie lo que hay en tí o que pueda ser la causa de algún conflicto o problema en el camino del trabajo”, (como ejemplo).

 

Durante tu día, al sentir cualquier malestar, o sentimiento ruin, que te traiga algún recuerdo, o no, únete a ese sentimiento “ruin” y pide a Dios que limpie las memorias que lo están generando. Una frase muy útil es pensada así: “¡Mis memorias las Amo! ¡Estoy agradecido por la oportunidad de liberarlas a ustedes y a mí!”. Sigue con las frases (o frase) por el tiempo que quieras. El cambio es notable.

 

En situaciones difíciles, donde puedes sentirte desamparado (o desamparada), cuando tus emociones están en desequilibrio y los pensamientos fluyen desordenadamente generando más aflicción,  la oración de Morrnah es una buena opción.

 

Oración que abarca a todo y todos, en un verdadero bálsamo espiritual:

“Divino Creador, padre, madre, hijo todos en uno… Si yo, mi familia, mis parientes y antepasados ofendieron, a tu familia, parientes y antepasados en pensamientos, palabras, hechos y acciones desde el inicio de nuestra creación hasta el presente, nosotros pedimos tu perdón… Deja que esto se limpie, purifique, libere, corta todas las memorias, bloqueos, energías y vibraciones negativas y transmuta estas energías indeseables en pura luz… Y así se ha hecho”.

 

Más frases:

“Lo siento, te amo. Lo siento, me amo. Ho´ponopono.”

 

“Lo siento, te amo. Perdóname por aquello que está en mí (interior) que ha creado esto. Y lo siento, me amo. Me perdono por estar creando esta realidad.”

 

“Lo siento, te amo. Lamento que haya algo en mí que se manifiesta en tí. Y lo siento, me amo. Me perdono por estar creando esta realidad.”

 

“Lo lamento, por favor, perdóname por cualquier cosa que se halle en mi interior que se manifieste como un problema (en mí o en tí)”

“Lo siento, perdóname por aquello que está en mí que ha creado esto”.
De este modo tomamos responsabilidad y desde ese lugar nos perdonamos a nosotros mismos. Como tenemos recuerdos en común, basta con que uno tome la responsabilidad de pedir perdón para que esos recuerdos se borren de uno y de los demás.

 

“Creador divino, padre, madre, hijo como uno… Si YO, mi familia, los parientes y los antepasados le han ofendido, a su familia, parientes y antepasados en pensamientos, palabras, hechos y acciones desde el principio de nuestra creación al presente, pedimos su perdón… Deje que esto se limpie, purifique, corte todas las memorias, bloqueos, energías y vibraciones y transmute estas energías negativas e indeseadas en luz pura… Y que así sea”

 

“Por favor, pedimos que cualquier tipo de memorias, obstáculos o energías no deseadas, sean limpiadas, purificadas, definitivamente desprendidas, liberadas y transmutadas en pura luz. Pedimos que esto sea hecho… y ya se cumplió”

Existen herramientas muy concretas para borrar los programas que repite nuestra mente. Una de ellas es repetir mentalmente y en voz baja: “llave de la luz, llave de la luz, llave de la luz”, todo el tiempo. Con esta frase, metamórficamente “apagamos” el interruptor de nuestros programas.
Llave de la luz es la contraseña. Cuando estoy preocupada, ansiosa o resentida con alguna persona, no dejo que mi intelecto se interponga y empiece con el cotorreo. Sólo repito mentalmente: “llave de la luz, llave de la luz, llave de la luz”.

 

Otra herramienta para limpiar es repetir: “Azul hielo, Azul hielo, Azul hielo”.

 

“Te amo, y si desperté sentimientos hostiles en tí lo siento, y te pido perdón. Gracias.”

“Yo tengo el don de elegir”

 

“Esto lo estoy creando yo, son mis pensamientos del otro. Es producto de mis programas, mis grabaciones, mi percepción. Yo puedo borrarlo”.

 

“Al presentarse esto ante mí, puedo reconocer memorias viejas. Esas memorias estaban en mi subconciente, y por primera vez las distingo. Por eso les doy las gracias por la oportunidad que hoy tengo de liberarme. Pido disculpas a la situación teñida por esas viejas memorias, y la libero, a ella y a los involucrados.Gracias, lo siento, te amo, lo lamento, te agradezco.”

 

El Dr. Ihaleakalá trabajó, viajó y se presentó con Morrnah por años. También actualizó la Auto Identidad a través de Ho’oponopono para hacerlo aún más fácil y más aplicable a los tiempos modernos. El proceso se individualizó para poder practicarlo estando solo, pero trabajando igualmente en forma muy eficaz en toda nuestra línea. Lo que se borra de nosotros se borra también de nuestras familias, parientes y ancestros. 

 

PróximaMente les traeré más información! 

 
 
 
Please reload

Entradas destacadas

Mi Blog

September 20, 2016

1/1
Please reload

Entradas recientes

September 27, 2019

September 23, 2019

August 19, 2019

June 17, 2019

May 28, 2019

Please reload

Archivo